Las Alcubillas

  

 

Vistas panorámicas de Las Alcubillas

     Situación:

 

     Las Alcubillas es uno de los diez anejos de Gérgal. Su nombre completo es el de Alcubillas Altas. Están situadas al suroeste de la localidad de Gérgal, a la izquierda de la vía del ferrocarril, dirección Almería-Linares, y a 2,2 km de la Estación de Gérgal. Su Código Postal es el 04558. Distan 7'5 km de Gérgal y 48 km de Almería capital. Su altitud media es de 680 m.

 

     Para llegar a Las Alcubillas tomamos desde Gérgal, sentido Almería-Granada, la autovía A-92, y en la rotonda que hay a 4 km, tomamos la salida 356, que tiene varias opciones: Alcubillas, Estación de FC de Gérgal, ALP-871, Aulago y Calar Alto, Por la derecha se va a Aulago y al Observatorio Astronómico de Calar Alto, y por la izquierda a la Estación de Ferrocarril de Gérgal y a Las Alcubillas. Tomamos la salida 5, que es la carretera ALP-704 (AL-3401). A 0,5 km está la Estación de Ferrocarril de Gérgal, se cruza el paso a nivel con barreras regulado por semáforos que allí hay, y a 3 km, están Las Alcubillas.

    

Mapa de situación de Las Alcubillas

 

 

     El nombre de Alcubillas engloba a dos núcleos de población: Las Alcubillas Altas y Las Alcubillas Bajas. Las Alcubillas Altas, que como su nombre indica, están situadas en la parte superior siguiendo el curso de la Rambla de Las Alcubillas, sí tienen población actualmente; sin embargo Las Alcubillas Bajas -pertenecen al municipio de Alboloduy-, que se encuentran más abajo (a 1  km. aproximadamente) siguiendo la Rambla, se encuentran prácticamente despobladas.

 

     Las Alcubillas Altas tienen una característica muy peculiar, pertenecen a dos municipios o ayuntamientos distintos, pues la línea divisoria de los términos municipales de Gérgal y Alboloduy es la Rambla de Las Alcubillas, que divide al núcleo urbano en dos partes, a uno y otro lado de su cauce. De manera que, siguiendo el sentido de la Rambla hacia abajo, la población que queda a la margen izquierda, pertenece a Gérgal, y la población que queda a la margen derecha pertenece a Alboloduy. Tienen por tanto dos alcaldes pedáneos, uno por Gérgal y otro por Alboloduy.

 

Mapa y Plano de Las Alcubillas desde satélite y en vista normal

 

 
(Puede acercarse o alejarse, subir o bajar, o desplazarse a derecha e izquierda)

 

     Población:

         

     El gentilicio de los habitantes de Las Alcubillas es alcubillero/a.

 

     La población que reside en Las Alcubillas durante todo el año es reducida, de 35 a 40 vecinos, aunque los fines de semana y en  épocas de vacaciones aumenta considerablemente con vecinos que remanecen de aquí, pero que actualmente viven en Almería, Cataluña y Baleares principalmente.

 

     En la década de los sesenta y setenta del pasado siglo XX, al igual que en la mayoría de los pueblos andaluces, su población emigró a distintos lugares de España y del extranjero, sobre todo a Cataluña, Baleares y Madrid. Se da la circunstancia que hay un gran colectivo de alcubilleros/as que emigraron a Mallorca buscando trabajo en la rama de la hostelería. Los primeros que se instalaron allí fueron llamando a sus familiares y amigos, y así se ha formado en Mallorca una colonia de alcubilleros/as, que no han perdido sus raíces, pues conservan sus casas para los períodos de vacaciones o para cuando se jubilan. Actualmente la mayoría de las casas están reformadas y como hemos visto, muchas de ellas se utilizan como segunda vivienda.

 

     En la actualidad Las Alcubillas son un lugar ideal para aislarse del estrés del modo de vida actual, donde se puede disfrutar a la vez del paisaje y fisonomía rurales y de las comodidades de las viviendas de hoy.

 

   

El Llano visto desde lejos y la Fuente que hay en el centro

 

     Topónimo:

 

     El origen del topónimo Las Alcubillas está en el vocablo mozárabe "Alcubilla"  con raíz árabe "al-qubba" que significa arca de agua, depósito de agua, estanque, pilón, cúpula... Este topónimo árabe es probable que proceda del latín vulgar "cova", femenino de "covus", que significa hueco.

 

     Por su significado podemos deducir que en época árabe debió existir en el lugar donde está situado el pueblo uno o más depósitos de agua o estanques, que se utilizarían para el abastecimiento público y para el riego.

 

      En España existe otro pueblo de nombre similar. Se llama "Alcubillas" , de la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha), entre Villanueva de los Infantes y Valdepeñas, que en 2006 tenía 660 habitantes.

 

 

Panorámica con la Iglesia en primer plano y con la línea de ferrocarril al fondo

 

 

     Actividades Económicas:

 

     Los alcubilleros y alcubilleras tradicionalmente han vivido de las actividades agrícolas y ganaderas. La agricultura de su pequeña vega, a ambas orillas de la Rambla, ha consistido principalmente en cultivos de olivos, almendros, naranjos, parras de uva de barco, árboles frutales, hortalizas... En los terrenos más áridos o secanos se sembraban cereales, trigo y cebada principalmente, y en la zona conocida como El Campillo se cultivaban viñas para la obtención de vinos. La ganadería ha sido un recurso importante para la economía de sus habitantes, teniendo como actividades principales el pastoreo de cabras y ovejas. También en épocas pasadas han existido explotaciones de vacas y de caballos. Era tal su importancia que el ferrocarril paraba en determinadas ocasiones en Las Alcubillas Bajas para cargar vagones de animales. Otra ocupación de muchos alcubilleros ha sido la de tratante de ganados o marchante con la que se han buscado la vida por su gran habilidad en la compra-venta de ganados.

 

     Por su cercanía a las estaciones de Ferrocarril de Gérgal y de Fuente Santa, sus habitantes también han vivido de los trabajos que proporcionaba la actividad ferroviaria, que muchas veces compaginaban con los trabajos agrícolas y ganaderos. Debido a esta cercanía y contacto, muchos de sus habitantes se han buscado su futuro como trabajadores de la RENFE. Sin embargo muchos rechazaron la oferta de trabajar para la RENFE por su participación heroica salvando heridos en el choque de trenes ocurrido en 1945 del que hablaremos más adelante, debido a que ganaban más en la venta de ganado.

 

 

Vistas del campo de Las Alcubillas

 

     En los últimos años la agricultura, en parte, se  está reconvirtiendo, pues se han construido diez o doce invernaderos para el cultivo de productos extratempranos (tomates, pimientos, judías, calabacines, sandías, melones...) siguiendo el ejemplo de los cultivos bajo plástico de las zonas del poniente y levante almeriense que tan buenos rendimientos están dando desde hace varias décadas. Estos invernaderos se encuentran en la zona del Cementerio y a la margen derecha de la carretera AL-3401 (ALP-704) que une Las Alcubillas con la carretera AL-3407 (A-1075), (antigua N-324), más conocida por El Ricaveral.

 

     En la actualidad se sigue trabajando la mayor parte de la tierra de la manera tradicional, aunque incorporando adelantos como tractores, abonos, plaguicidas, riego por goteo... Pero esta forma de explotación es llevada a cabo, en su mayoría, por pequeños propietarios como complemento a su economía familiar.

 

     En cuanto a la ganadería, se ha construido recientemente una explotación ganadera intensiva de ganado caprino, en la zona de El Campillo, a medio camino entre La Estación y Las Alcubillas, en el margen derecho de la carretera ALP-704.  La ganadería tradicional de pastoreo de rebaños de cabras y ovejas ha descendido notablemente, pues actualmente sólo quedan dos o tres rebaños de cabras.

 

 

     Historia, tradiciones y costumbres:

    

     Las Alcubillas han sido a lo largo de sus muchos siglos de historia un lugar de paso, y por tanto, ha estado bien comunicado. Por su territorio pasaba el camino que unía Almería con Guadix conocido como Camino Real que debió ser ya utilizado por los romanos y por los árabes.

 

     Este camino se cita en el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Andalucía de Pascual Madoz realizado entre 1845-1850, en el que se puede leer:  "CAMINOS. Hay uno carretero que conduce desde Almeria á Granada, entrando por el E. y térm. de Sta. Fé de Mondujar, en el part. que describimos; se dirige por la rambla de Gergal a la venta de la Dorada que está en la misma rambla, y dejando esta a la der. pasa por la Alcubilla del térm. de Alboloduy, en donde existe otra venta que toma el nombre de la Cortijada; continúa en direccion á O. por el Campillo Hondo de Alboloduy, pasa por una cuesta titulada de la Reina y toca en Doña Maria y la venta del mismo nombre; desde este punto se dirige por el r. de Ocaña y rambla de Abla hasta la venta que dicen de Arroyo, continúa por la rambla de Fiñana, y dejando este pueblo á la izq. sigue hasta la venta llamada Venta Nueva, por cuyo punto entra en el part. jud. de Guadix: su estado es muy malo no solo por la falta de composiciones, sino que tambien porque teniendo que cruzar por las ramblas de Gergal, Abla y Fiñana y r. de Ocaña, se entorpece y dificulta su tránsito en las grandes avenidas. Existe tambien otro camino de herradura que entra en el part. por la parte oriental y por Alhabia, y continúa por Alsodux, Santa Cruz, Alboloduy y Nacimiento, hasta unirse con el carretero en Doña Maria; en los inviernos es muy penoso por tener los pasageros que vadear el rio, mas en verano da gusto andar dicho camino por lo pintoresco y ameno del pais, pues se hallan continuamente alamedas ademas de estar plantados de muchos frutales los campos de uno y otro lado del r. : los demas caminos trasversales que son de herradura, igualmente que el anterior, se hallan todos en malisimo estado, á lo que contribuye mucho lo quebrado del terreno."

 

Puente del Camino Real que unía Almería y Granada, hoy Camino de Fuente Santa.

Situado sobre el Barranco de La Loma Marqués, donde antiguamente lavaban las mujeres en las pozas de piedra.

 

     Durante la dominación romana de la Península Ibérica (siglos II a. C. hasta V d. C.) a la que llamaron Hispania y dividieron en provincias, se construyeron las vías romanas o calzadas que facilitaron la comunicación entre pueblos y ciudades, a la vez que la romanización. Con la caída del Imperio Romano los visigodos siguieron utilizando estos caminos (siglos V al VIII) y con la invasión árabe en el año 711, les sucederían en el uso y disfrute de estas obras de ingeniería. Los árabes permanecieron casi ocho siglos (VIII al XV) en la Península Ibérica a la que llamaron Al-Andalus y debido su cultura avanzada conservaron, repararon y perfeccionaron las obras públicas romanas: vías, acueductos, molinos...; además construyeron nuevas obras de ingeniería para el aprovechamiento de recursos hídricos: acequias, albercas (balsas), norias, aljibes... De todas estas construcciones quedan restos arqueológicos en el territorio de Las Alcubillas.

 

Acueducto junto a la vía del ferrocarril de la línea Linares-Almería

 

     Sus tradiciones y costumbres son las típicas de un pueblo andaluz de esta parte de Andalucía y muy parecidas a las de sus vecinos de Gérgal. Actualmente, la mayoría de sus habitantes no vive como antaño de sus recursos agrícolas, ganaderos y ferroviarios, pues al igual que ocurre en la mayoría de los pueblos andaluces, la sociedad del mundo globalizado en que vivimos ha cambiado los medios de vida, los modos y costumbres. Este cambio ha sido para bien, pues en general se vive mejor, pero ha provocado que los pueblos que vivían de sus recursos propios, agrícolas, ganaderos, mineros..., pierdan población, y sobre todo los jóvenes tienen que salir para estudiar y encontrar trabajo. La mayoría de los alcubilleros y alcubilleras, como hemos visto, han tenido que emigrar para buscarse la vida, sobre todo en el sector servicios, y los que viven actualmente en el pueblo son pensionistas o jubilados en su mayoría. Todos ellos, los que viven fuera y los residentes habituales, conservan su propia idiosincrasia que los distingue como hospitalarios y amables.

 

     En la historia reciente de Las Alcubillas ha quedado grabada la tragedia ferroviaria ocurrida el 15 de noviembre de 1945. Un tren correo con más de 300 personas arrastrado por una locomotora de vapor con dirección a Almería y un tren de mercancías compuesto por una locomotora de vapor y 16 vagones que iba en sentido ascendente a Gérgal chocaron de frente. Un error humano del factor de circulación, Subjefe de la Estación de Gérgal, que ejercía de Jefe de Estación, fue la causa del accidente. Parece ser que había encargado a otro factor dar la salida al tren correo porque había sido invitado a la matanza de un cerdo. Éste le dio vía libre sin darse cuenta que el tren de mercancías marchaba hacia Gérgal. El choque se produjo en las inmediaciones de Las Alcubillas, en la trinchera Zamora, las dos locomotoras quedaron empotradas y los dos últimos coches se levantaron con el impacto rozando los dos cables eléctricos de la catenaria produciéndose un infierno eléctrico que desató un incendio. Tras el estruendo de la colisión, los habitantes de Las Alcubillas Altas acudieron a socorrer a los heridos, llevándoles mantas, café y aguardiente. Por desgracia, cuando se produjo la descarga eléctrica poco pudieron hacer por ayudar a los infortunados que quedaron atrapados en los dos últimos vagones, resonando en la madrugada sus gritos de socorro. Lo que sí consiguieron, a riesgo de su integridad física, fue desenganchar el coche-correo del resto de la composición, salvando la vida de los funcionarios de correos. Murieron más de 100 personas y el responsable de la salida del tren correo, que no debía haber abandonado su puesto, al producirse el choque se dio a la fuga, y a los pocos días fue encontrado muerto de un disparo que él mismo se dio con una pistola. La persona que lo encontró fue un maquis llamado Carahermosa que clandestinamente iba a su casa. Su padre comunicó el hallazgo a la Guardia Civil diciendo que lo había encontrado cuando iba a buscar leña.

 

 

Trinchera Zamora donde se produjo el choque de trenes y portada del periódico Yugo dando cuenta de la tragedia

 

     Si quiere ver con más detalles el accidente ferroviario, entre en esta dirección:

 

     http://www.asafal.com/digital_3/linea2.htm

 

 

     Gastronomía y Hostelería:

     Su gastronomía tradicional se basa en la elaboración de platos con productos naturales de la tierra. Aquí podrá disfrutar de la buena cocina mediterránea. Entre sus comidas podemos destacar las migas, los buñuelos, el choto al ajillo, las papas a lo pobre, el arroz con conejo o perdiz, las gachas, el pimentón, los jaleos, la fritá, la pipirrana..., en fin, todo un lujo.

      El Llano es la explanada que hay en la margen derecha, con una fuente circular en el centro. Aquí se celebran las fiestas y  hay una taberna  o bar para tomar alguna copa o refresco.

     Desde siempre sus vinos han tenido fama merecida en la comarca. Sus viñas soleadas en tierras áridas y sus bodegas familiares han atraído a visitantes para comprar alguna garrafa de vino del país o para tomar unos chatos entre amigos.

Decoración con macetas de las fachadas de las casas y uvas

 

 

     Fiestas:

     - El fin de semana más próximo al 20 de Enero, en honor a su Patrón San Sebastián.

     - A mediados de Agosto, en honor a su Patrona la Virgen del Carmen.

     Tiene los mismos Patronos que Gérgal y los celebran en las mismas fechas, pero independientemente.

Imágenes de San Sebastián, de la Virgen del Carmen y Capilla de la Virgen de Las Ánimas en la calle

 

     Monumentos y lugares para visitar:

 

     - La Iglesia Parroquial de San Sebastián.

     - La Cimbra, lavadero público, probablemente de origen árabe.

     - La Capilla de Las Ánimas, en la margen derecha de la Rambla. En el campo hay un olivo que se llama "Olivo de las Ánimas" porque por tradición popular su cosecha se destina para el aceite de los tazones donde se colocan las mariposas (lamparillas) a la Virgen.

     - Antiguo Camino Real que unía Almería y Granada, hoy Camino de Fuente Santa.

      - Rambla de Las Alcubillas hasta el Cortijo Alto y Fuente Santa. Itinerario recomendado para hacer una excursión a pie y conocer este paraje natural.

     - Las Manchegas, antigua Estación de Ferrocarril.

     - Puente de Hierro sobre la Rambla de Gérgal del ferrocarril Línares-Almería. Declarado Bien Inmueble del Patrimonio Industrial y Minero Andaluz. Para más información haga clic AQUÍ y seleccione el monumento.

 

La Cimbra con las pilas de lavar, y exterior e interior de la Iglesia de San Sebastián

 

 

    Turismo rural:

    

     En los últimos años el turismo rural se ha puesto de moda y Las Alcubillas es un pueblo que merece la pena visitar, pues es un lugar atractivo que aún no ha sido invadido por la especulación urbanística, conservando lo más genuino de la vida rural en estado puro.

 

 

IV Marcha Cicloturista Juan Martínez Oliver - Homenaje a Paco Cabello. Las Alcubillas, 2007

 

 

 Las Alcubillas nevadas y paisaje con pitas al atardecer

 

     Si quiere pasar unos días en este precioso lugar puede alojarse en "LA JOYA Casas Rurales y de Salud". Entre en su web y se informará con detalle:

http://www.casasruraleslajoya.com/

 

 

LAS ALCUBILLAS

 

Las Alcubillas de Gérgal

tienen vistas admirables...

de Montenegro y Mencal

y La Sierra de Filabres...

 

Por su fuerza y su sabor

sus vinos son alabados...

y por bardos almerienses

también han sido cantados...

 

De Ellas tengo un buen amigo,

-poeta y zahorí a la vez...-

¡Tiene apellido de santo...!

¡Es Valentín San Andrés...!

 

            Juan y José

 

 

El autor de este trabajo es Juan López Soria.  Queda prohibida la reproducción y distribución total o parcial de mismo sin su permiso.

 

 

     Enlaces de interés:

 

    - http://i2.dipalme.org/Servicios/Municipios/pueblos.nsf/gergal.htmlvado

     - http://www.dipalme.org/Servicios/Municipios/pueblos.nsf/alboloduy.html

     - http://usuarios.lycos.es/webaulago/

     - http://www.almediam.org/articulos/articulos_026.htm

     - http://www.labodegadealboloduy.com/

     - http://www.caha.es/
 
     - http://www.mpia.de/Public/CAHA/

     - Mapa de Aulago.

     - Mapa del Observatorio de Calar Alto.