Miscelánea

      En esta página van a aparecer diferentes artículos, escritos, publicaciones, poemas... de temas variados, que van a tener en común el estar relacionados con nuestra localidad.

      El primer trabajo que aparece es el poema "Gérgal", muy conocido por muchos gergaleños, que se publicó en el diario "La Voz de Almería" el domingo, 9 de julio de 1967, cuyo autor es W. SADER, seudónimo con el que prefiere quedar en el anonimato nuestro querido paisano. Es un romance nostálgico que nos inunda de sensaciones gratas. Nos traslada en el tiempo a la época en la que por la Rambla de Gérgal discurría agua continuamente con una vegetación exuberante y la vega estaba alfombrada de parrales, olivos y almendros.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

GÉRGAL

(A mi amigo Juan López Soria)

Mirando al sur, yace Gérgal
al pie de Sierra Filabres,
coronada del Castillo
que domina su paisaje.
Desde su risueña vega
hasta sus plazas y calles
cuentan la estirpe agarena
de este pueblecito árabe.
El gergaleño es cordial,
caballeroso y amable:
amigo de sus amigos,
y no enemigo de nadie.

¡Tablas y Puertocarrero!
¡Las Aneas y el Almendral!
¡Caminando hacia la Sierra
por el barranco Labar!

¡Gérgal! ¡Pueblecito alegre,
en donde nació mi padre!
¡Donde yo aprendí a soñar,
entre alamedas y sauces,
a la vera de tu Rambla,
-que cual sierpe se contrae-;
en el verdor de tus pagos...
en tus verdes olivares...
Donde oí, del ruiseñor,
rapsodias inolvidables;
soñando bajo la luna...
oyendo el viento en los árboles...
y adormido al murmurar
del agua clara en sus cauces;
ebria el alma de ternuras
y el corazón de romances.
-¡Suave canción de los grillos
en las noches estivales!
¡Azul fuego de luciérnagas
en los tiernos herbazales!-
Ese silencio de estrellas
que, como lluvia impalpable,
se esparce en la soledad
de tus noches inefables...
¡Prendaron mi corazón!
¡Pueblecito de mi padre!

Mirando al sur yace Gérgal
orlada de sus parrales,
de sus almendros y olivos,
al pie de Sierra Filabres.

               W. SADER


          El siguiente poema es del mismo autor y está dedicado al que escribe estas líneas. Desde aquí doy las gracias a nuestro Poeta de Gérgal y le transmito que ha sido para mí un gran honor esta dedicatoria. Decirle también que me he hecho con una buena colección de sus poemas que gentilmente me ha dejado fotocopiar nuestro común amigo Valentín y pienso ir publicándolos en esta página (si quiere ver una SELECCIÓN DE SUS POEMAS haga clic AQUÍ) para que todos los amigos y amigas de Gérgal se inunden de su poesía, la transmitan y la sientan.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

LAS FUENTES DE GÉRGAL

(A Juan López Soria; que con su artículo, "Las Fuentes Acuíferas de Gérgal", inspiró estos versos.)

¡Desde la de Venta Luisa...
hasta la de Fuente Santa... !
¡Madre, Las Fuentes de Gérgal
son delicia para el alma...!

Descienden en un rosario
a lo largo de la Rambla
hasta la altura del Pueblo...
donde su trama se ensancha
en un abanico amplio...
y continúan Rambla abajo
a manar en Fuente Santa...

De ellas, las más conocidas
-por su bondad o su fama...-
son... : la de La Merendera,
de Juan Gómez, La Chaparra,
del Toril y del Chortal,
del Cubillo y de Las Viñas,
del Binar y La Raspaja,
Colorá, La Canaleja...
y las Fuentes de sus Plazas...

Las aguas de Gérgal fluyen
sonoras, frescas y claras...
y dan vida a sus olivos,
sus almendros y sus parras...

¡Por La Vega van cantando...
la dulce canción del agua...!
¡Y hacen soñar a las gentes...
que tienen sensible el alma...!

¡Las Fuentes de Gérgal, madre...
son música y esperanza...!
¡Desde la de Venta Luisa...
hasta la de Fuente Santa...!

                                           W. SADER

 

      El poema que sigue es del mismo autor, me lo ha enviado personalmente a través de su hijo Jesús. Gracias de nuevo. Es un canto a las plazas de Gérgal, a la Sierra de los Filabres y a sus gentes.

NUEVAS CANCIONES DE LOS FILABRES 

Tres plazas tiene mi pueblo...
-y es cada cual más bonita...-
“Plaza Vieja... Plaza Nueva...
y la Plaza de La Ermita...”.

 
A Gérgal tiene querencia...
porque desde que era niño
la quiso con gran cariño...
y la llevó en su conciencia...

 
En Gérgal yo tengo amigos...
fieles, nobles y sinceros...
¡Amigos del corazón...!
¡Camaradas verdaderos...!

 
Es la Sierra de Filabres...
-con su belleza sin par...-
de la Provincia Almeriense
la columna vertebral...

 
El boli  es un lindo juego
que juegan los de Senés...
para entretener el ocio
y descargar el estrés...
 
Por amor y tradición
y recuerdos imborrables...
es mi Sierra Predilecta
la Sierra de los Filabres...

      W. SADER
 

  • Recitación del poema de José María Gabriel y Galán (1870 -1905) titulado "El embargo" por W. SADER.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

EL EMBARGO

Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos esos,
no le dé a usté ansia
no le dé a usté mieo...

Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!

¡Embargal, embargal los avíos,

que aquí no hay dinero:
lo he gastao en comías pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
y eso que me quea,
porque no me dio tiempo a vendello,
ya me está sobrando,
ya me está gediendo!

Embargal esi sacho de pico,
y esas jocis clavás en el techo,
y esa segureja
y ese cacho e liendro...

¡Jerramientas, que no quedi una!
¿Ya pa qué las quiero?
Si tuviá que ganalo pa ella,
¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
Pero ya no quio vel esi sacho,
ni esas jocis clavás en el techo,

ni esa segureja
ni ese cacho e liendro...

¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto
si alguno de ésos
es osao de tocali a esa cama
ondi ella s'ha muerto:
la camita ondi yo la he querío
cuando dambos estábamos güenos;
la camita ondi yo la he cuidiau,
la camita ondi estuvo su cuerpo
cuatro mesis vivo
y una nochi muerto!

¡Señol jues: que nenguno sea osao
de tocali a esa cama ni un pelo,
porque aquí lo jinco
delanti usté mesmo!
Lleváisoslo todu,
todu, menus eso,
que esas mantas tienin
suol de su cuerpo...
¡y me güelin, me güelin a ella
ca ves que las güelo!...

         De  Extremeñas (1902)
                José María Gabriel y Galán


  • Recitación del poema "El Parque de María Luisa" de Juan Antonio Cavestany (1861-1924) por W.SADER.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

El PARQUE DE MARÍA LUISA

Escuche usté, amigo:
¿Ha estao usté en Sevilla?
¿Ha visto usté el parque
de María Luisa?
¿Qué no lo conoce?
¿Qué no ha estao usté allí?

Pues........., usté no sabe
lo que es un jardín.
No, señó;
no lo sabe usté,
se lo digo yo.

El parque - el paraíso - está en la orilla
del río más juncal y más cañí
que hizo Dios, por lucirse haciendo ríos........:
¡el Guadarquiví!.........

El río da la gracia y el salero,
que en eso da lecciones hasta al mar,
porque el mar es más grande, tié más agua........
pero menos sal.

Un cachito e tierra
y un cachito e gloria
se puso a echá flores,
se puso a echá rosas,
claveles y azahares,
y nardos y aromas
(¡vamos, que las plantas
se volvieron locas!),
y salió aquel parque..........

¡Ay, Jesú, qué cosa!......
Como pa er regalo
de una reina mora
o pa que los ángeles
tuviesen alfombra.....

Un mantón de Manila
con mil bordaos,
donde los pajarillos
no son pintaos,
sino de veras......

¡Hay ruiseñó que canta
por peteneras¡

Un mantón que deslumbra
con sus reflejos,
donde las rosas nacen
entre azulejos,
y por hermosas,
también corren las fuentes
sobre las rosas.

¿Quién bordó ese pañuelo
de pedrería?
El sol, el sol bendito
de Andalucía.........

Pañuelo moro
al que dio por flecos
sus rayos de oro.

En fin, que ése es un parque
neto, serrano,
andaluz, con hechuras,
juncal, gitano.....,
¡la maravilla¡
¡El pañolón de flores
de mi Sevilla¡

Pos...., misté una cosa
que no va a creé:
ese jardinillo
lo jiso un francé.

¿Qué tendrá mi tierra
(yo me jago cruses),
que hasta a los franceses
los vuelve andaluces?.....
¿Qué dirá el gabacho
cuando vaya al Boá?........
Esto es cualquier cosa..........
Pa jardín..........., ¡allá¡

El querrá de fijo,
si se va a París,
jacer otro parque
como él hizo allí,
y no va a salirle.....
¡qué le va a salir,
si el sol de su tierra
parece un candil
y a las jembras dicen
madán por gachí!........

Que venga primero,
si quiere lucir,
a aprender el Sena
del Guadalquiví.

Los claveles del parque
de mi Sevilla
se suben ellos solos
a la mantilla.
Con las que en mayo nacen
en su lindero
hay pa cubrir de rosas
el mundo entero.
Ca naranjillo tiene
diez ruiseñores,
y es aquello una orgía
de luz y flores,
cuando entre los rosales
que besa el río
pasa dándoles celos
el mujerío.

Aquello es gloria pura,
que Dios envía...........,
vamos..........., ¡la borrachera
de la alegría¡

To se ríe: las flores,
la tierra, er viento.........

¡Hasta er cielo parece
que está contento¡.........
que el cielo en estas tardes
dice a Sevilla:
¡Buen jardinillo tienes¡........
¡Anda, chiquilla¡..........

Dios mismo es quien t'ha dado
tu pañolón....

¡Vaya si estás serrana
con el mantón¡

¿Y usté no ha estao nunca
en er parque aquel?
Pues usté no sabe
lo que es un vergel........

No, señó:
no lo sabe usté,
¡se lo digo yo¡

JUAN ANTONIO CAVESTANY
 

  • Recitación del poema "La copla" de Manuel Machado (1874-1947) por W. SADER, dedicado a Emilio el de Esperanza (Emilio Carreño Losilla).

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

LA COPLA

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.

Tal es la gloria, Guillén,
de los que escriben cantares:
oír decir a la gente
que no los ha escrito nadie.

Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.

Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.

           MANUEL  MACHADO 

  • Recitación del poema "Cantares" de Manuel Machado (1874-1947) por W. SADER.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

CANTARES

Vino, sentimiento, guitarra y poesía,
hacen los cantares de la patria mía...
Cantares...
Quien dice cantares, dice Andalucía.

A la sombra fresca de la vieja parra,
un mozo moreno rasguea la guitarra...
Cantares...
Algo que acaricia y algo que desgarra.

La prima que canta y el bordón que llora...
Y el tiempo callado se va hora tras hora.
Cantares...
Son dejos fatales de la raza mora.

No importa la vida, que ya está perdida.
Y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?...
Cantares...
Cantando la pena, la pena se olvida.

Madre, pena, suerte; pena, madre, muerte;
ojos negros, negros, y negra la suerte.
Cantares...
En ellos, el alma del alma se vierte.

Cantares. Cantares de la patria mía...
Cantares son sólo los de Andalucía.
Cantares...
No tiene más notas la guitarra mía.

                         Manuel Machado
 

  • Recitación del poema "Muerte de Antoñito El Camborio" del Romancero Gitano de Federico García Lorca (1898-1936) por W. SADER.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

Muerte de Antoñito El Camborio

A José Antonio Rubio Sacristán

Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.
En la lucha daba saltos
jabonados de delfín.
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,
pero eran cuatro puñales
y tuvo que sucumbir.
Cuando las estrellas clavan
rejones al agua gris,
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,
voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.

Antonio Torres Heredia,
Camborio de dura crin,
moreno de verde luna,
voz de clavel varonil:
¿Quién te ha quitado la vida
cerca del Guadalquivir?
Mis cuatro primos Heredias
hijos de Benamejí.
Lo que en otros no envidiaban,
ya lo envidiaban en mí.
Zapatos color corinto,
medallones de marfil,
y este cutis amasado
con aceituna y jazmín.
¡Ay Antoñito el Camborio,
digno de una Emperatriz!
Acuérdate de la Virgen
porque te vas a morir.
¡Ay Federico García,
llama a la Guardia Civil!
Ya mi talle se ha quebrado
como caña de maíz.

Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.
Otros de rubor cansado,
encendieron un candil.
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí,
voces de muerte cesaron
cerca del Guadalquivir.

     Federico García Lorca 

  • Recitación del poema "La casada infiel" del Romancero Gitano de Federico García Lorca (1898-1936) por W. SADER.

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

LA CASADA INFIEL

A Lydia Cabrera y a su negrita

Y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.
Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.
Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.
En las últimas esquinas
toqué sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.
El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.
Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.

Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.
Yo me quité la corbata.
Ella se quitó el vestido.
Yo el cinturón con revólver.
Ella sus cuatro corpiños.
Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.
Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.
No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.

Me porté como quien soy.
Como un gitano legítimo.
La regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.

       Federico García Lorca
 

  • Recitación del poema "Pena y alegría del amor" de Rafael de León por W. SADER, dedicada a Emilio el de Esperanza (Emilio Carreño Losilla).

escuchar el poema
(Para escuchar el poema haga clic sobre el altavoz)

PENA Y ALEGRÍA DEL  AMOR

A José González Marín

Mira cómo se me pone
la piel cuando te recuerdo.

Por la garganta me sube
un río de sangre fresco
de la herida que atraviesa
de parte a parte mi cuerpo.
Tengo clavos en las manos
y cuchillos en los dedos
y en mi sien una corona
hecha de alfileres negros.

Mira cómo se me pone
la piel ca vez que me acuerdo
que soy un hombre casao
y sin embargo, te quiero.

Entre tu casa y mi casa
hay un muro de silencio,
de ortigas y de chumberas,
de cal, de arena, de viento,
de madreselvas oscuras
y de vidrios en acecho.
Un muro para que nunca
lo pueda saltar el pueblo
que anda rondando la llave
que guarda nuestro secreto.
¡Y yo sé bien que me quieres!
¡Y tú sabes que te quiero!
Y lo sabemos los dos
y nadie puede saberlo.

¡Ay, pena, penita, pena
de nuestro amor en silencio!
¡Ay, qué alegría, alegría,
quererte como te quiero!

Cuando por la noche a solas
me quedo con tu recuerdo
derribaría la pared
que separa nuestro sueño,
rompería con mis manos
de tu cancela los hierros,
con tal de verme a tu vera,
tormento de mis tormentos,
y te estaría besando
hasta quitarte el aliento.
Y luego, qué se me daba
quedarme en tus brazos muerto.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Nuestro amor es agonía,
luto, angustia, llanto, miedo,
muerte, pena, sangre, vida,
luna, rosa, sol y viento.
Es morirse a cada paso
y seguir viviendo luego
con una espada de punta
siempre pendiente del techo.

Salgo de mi casa al campo
sólo con tu pensamiento,
para acariciar a solas
la tela de aquel pañuelo
que se te cayó un domingo
cuando venías del pueblo
y que no te he dicho nunca,
mi vida, que yo lo tengo.
Y lo estrujo entre mis manos
lo mismo que un limón nuevo,
y miro tus iniciales
y las repito en silencio
para que ni el campo sepa
lo que yo te estoy queriendo.

Ayer, en la Plaza Nueva,
—vida, no vuelvas a hacerlo—
te vi besar a mi niño,
a mi niño el más pequeño,
y cómo lo besarías
—¡ay, Virgen de los Remedios!—
que fue la primera vez
que a mí me distes un beso.
Llegué corriendo a mi casa,
alcé mi niño del suelo
y sin que nadie me viera,
como un ladrón en acecho,
en su cara de amapola
mordió mi boca tu beso.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Mira, pase lo que pase,
aunque se hunda el firmamento,
aunque tu nombre y el mío
lo pisoteen por el suelo,
y aunque la tierra se abra
y aun cuando lo sepa el pueblo
y ponga nuestra bandera
de amor a los cuatro vientos,
sígueme queriendo así,
tormento de mis tormentos.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

                         Rafael de León 

Sabías que...

  •      La Abuela de David Bisbal, nuestro famoso cantante almeriense a nivel internacional que se hizo popular con su participación en el programa televisivo "Operación Triunfo", era de Gérgal. Se llamaba Valeria Inocencia y nació en la Calle Barranco. Se nota la sangre gergaleña que corre por sus venas en el arte y la gracia que tiene.

 

  •      La  Rambla de Gérgal se ha salido de su cauce por lluvias torrenciales muchas veces a lo largo de los siglos. Así sabemos que se desbordó en 1753 y 1783 por el libro "Geografía histórica del territorio de la actual provincia de Murcia"  publicado en 1915 (la provincia de Almería se constituyó como la conocemos actualmente en 1834, pues hasta entonces Almería pertenecía a Granada y Murcia). El desbordamiento de 1783 fue sonado pues las aguas llegaron hasta la Plaza Nueva que se convirtió en un verdadero lago (aún no estaba construido el Puente, ya que se hizo a principios del siglo XX).

 

  •     El nombre del Colegio Público de Gérgal (C.E.I.P "Antonia Artigas") es debido a Dña. Antonia Artigas Comas (1884-1973) que estuvo casada con D. Joaquín Tena Sicilia,Antonia Artigas médico pediatra y cirujano de Madrid, nacido en Abla, que lleva también su nombre en el Colegio Público de su pueblo (C.E.I.P. "Joaquín Tena Sicilia"). De este matrimonio nacieron seis hijos, el mayor de ellos, D. Joaquín Tena Artigas,  fue Director General de Enseñanza Primaria durante el período 1956-1968, y en su honor los colegios de Abla y de Gérgal llevan los nombres de sus padres. El promotor de este nombramiento en Gérgal fue D. Adelardo Martínez Fernández, primer director de la Agrupación Escolar Mixta "Antonia Artigas" que se puso en marcha a mediados de los años sesenta con la construcción del Grupo Escolar que agruparía las distintas escuelas unitarias de la localidad.
         Dña. Antonia Artigas Comas nació en Barcelona el 13 de febrero de 1884, allí cursó sus estudios en un Colegio de las Religiosas Dominicas, aprendiendo también piano y canto. El 24 de junio de 1914 contrajo matrimonio en Mataró (Barcelona) con el doctor D. Joaquín Tena Sicilia, hijo del médico de Abla, D. Pedro Tena Avalle, y de Dña. Carmen Sicilia Álvarez, hija de D. Joaquín Sicilia Gallego que había sido médico del Rey en Madrid. Enviudó pronto, en 1828, y decidió quedarse a vivir en Madrid, a pesar de que toda su familia estaba en Barcelona. Se ocupó del cuidado y educación de sus hijos, de los cuales el mayor contaba con sólo doce años. Pasó grandes calamidades, especialmente durante la Guerra Civil. Dedicó su vida a sus hijos y a ayudar a las personas necesitadas, a pesar de las dificultades económicas que atravesó.

   Algunos datos están tomados de: "Blog de Abla en Internet": http://abla.blogia.com y "Blog del Cole de Abla en Internet": http://coleabla.blogia.com

 

  • Poema de Navidad de nuestro paisano W. SADER

CANCIÓN NAVIDEÑA

¡Navidades gergaleñas!
¡Fiestas de San Sebastián!
¡La campana de La Iglesia
nos llama con su din-dan!

¡Gergaleños... gergaleñas...
vienen y pasan... y van
de esta vida hacia otra vida
en su esperanzado afán!

¡Con La Esperanza por guía
unos llegan... y otros van
a reunirse con La Virgen
y El Patrón San Sebastián!

¡Y allí juntos en El Cielo
tristezas no pasarán
y eternamente felices
para siempre vivirán!

¡Navidades gergaleñas!
¡Fiestas de San Sebastián!
¡La campana de La Iglesia
nos llama con su din-dan!

                      W. Sader

 

  • Villancico que se cantaba antiguamente en Gérgal

La Virgen y San José 

Villancico Antiguo (S.XIX) 
(Es un romance enviado por Carmen Pérez Barón de Sevilla. Sus abuelos maternos eran de Gérgal;
 ella lo aprendió de su madre que se lo cantaba y ésta de su abuela, por lo que debía cantarse antiguamente en Gérgal)

I

La Virgen y San José (bis)
Van por estrecho camino
Huyendo del Rey Herodes (bis)
Que quiere matar al Niño
Y al Niño lo llevan
Con mucho cuidado
Porque el Rey Herodes
Quiere degollarlo.

 II

 Siguieron más adelante (bis)
Y a un labrador que allí vieron
La Virgen le ha preguntado (bis)
Labrador ¿qué estás haciendo?
Y el labrador dice: Señora sembrando
Este poco trigo
Para otro año.

 III

 Vente mañana a segarlo (bis)
Y no tengas detención
Esta fuerza te hace (bis)
Jesucristo el Redentor.
Si acaso vinieran
Por mí preguntando
Cierto es que lo vi
Estando sembrando (vis)
Pasar por aquí.

 IV

Estando segando el trigo (bis)
Vieron venir a caballo
Por una mujer y un niño (bis)
Y un viejo van preguntando.
Y el labrador dice
Cierto es que lo vi
Estando sembrando
Pasar por aquí.

 V

Le rodean los caballos (bis)
Y mil blasfemias soltaban;
Ven que no pueden lograr (bis)
El intento que llevaban.
Y el intento era
Degollar al Niño.
Y llevar la cabeza
Al rey del Castillo.

 

  • Proverbio gergaleño para predecir el tiempo

Cuando La Loma Tablas lleva montera

llueve aunque Dios no quiera.

 

  • Proverbio gergaleño para indicar lo poco que conocía una persona del mundo exterior

Mira si he corrido tierras,

que he estado en El Almendral,

Puertocarrero y Pedrera

y en el Barranco Labar.

 

  • Proverbio gergaleño sobre sobre la dificultad del Camino de Bacares

Cuando vayas a Bacares,

echa pan y no te pares.

 

  • Refrán que se dice mucho en Gérgal

Al viejo y al bancal,

todo lo que se le pueda sacar.

 

  • Dicho que se dice en Gérgal

Eres más raro que Juan Vitorio

 

  • Los siguientes poemas son de Miriam Contreras Torres, hija del poeta gergaleño W. Sader, del que ha heredado su amor por la lírica.

 

DESDE MI CORAZÓN

 

Corazones pintados,

corazones de tela,

corazones de flores...

de chocolate y seda.

Simples corazones

como símbolo de amor

y que sólo son materia...

Corazones que se olvidan

sin sentir dolor ni pena...

Corazones de mentira

y con distinta apariencia...

¡Qué importa si se perdieran

o incluso si se rompieran!

 

¡Qué importa lo que le pase

a un corazón de tela...!

 

¡Mas yo sé de un corazón

que no se vende en las tiendas...!

No es un corazón pintado,

ni de flores ni de seda...

Es un corazón que ama,

que se exalta y que flaquea...

 

¡Es un corazón que sufre

y late con mucha fuerza!

¡Que llora cuando está triste

y ríe cuando lo alegran...!

¡Corazón que sabe amar...

y que puede ser poeta...!

¡Es un corazón que siente...

y no un corazón de piedra...!

 

¡Y que por ti yo daría

aunque la vida perdiera...!

 

               Mirian C. Torres

 

 

A MIS PADRES

 

Yo quiero a mi madre...

Yo quiero a mi padre...

Soy parte del fruto

de aquel tierno amor...

 

¡Que Dios los bendiga...!

¡Jamás los separe...!

¡Que siempre recuerden

su dulce pasión...!

 

Pues nada es la vida

si amor no tenemos...!

¡Y no somos nada

si nos falta Amor...!

 

        Mirian C. Torres

 

 

EL POETA Y SU SENTIR

              A mi padre

 

Llora tu corazón sensible,

padre mío,

con lágrimas de poeta...

De amor y ternura lágrimas...

que surgen sin darte cuenta...

 

Corazón humano llora...

¡tu corazón de poeta...!

que sólo sabe de cantos,

hechizos y cosas buenas...

 

No es llanto de cualquier hombre...

¡es el llanto de un poeta...!

Llanto dulce y sublime...

que engrandece, sin vergüenza...

 

¡Porque el poeta es humano...

y humana su sabia ciencia...!

 

Canto lleno de nostalgias...

recuerdos y cosas bellas...

Canto profundo y amargo...

que surge de un alma buena...

 

       Mirian C. Torres

 

  • Nuestro paisano Jesús Contreras en su incansable labor en pro de la defensa de la naturaleza y del patrimonio histórico y cultural desde su portal http://www.indalodeoz.com/ remitió a los contactos de su lista de distribución este recorte de periódico del Diario "La Provincia", fechado en Almería en enero de 1897, en el que se hacen públicas las subastas de leña de los montes públicos de Gérgal y otros pueblos de la Sierra de Filabres.

 

  • El caso Almería ocurrió el 10 de mayo de 1981. Fue un trágico suceso que ocurrió en la antigua carretera de Gérgal en el que perdieron la vida tres jóvenes inocentes al ser confundidos con terroristas de ETA. A continuación la letra de la canción que le dedicó Carlos Cano, en la que nombra a Gérgal.

       El caso Almería

(Canción de Carlos Cano del LP “Si estuvieran abiertas todas las puertas”, 1983)

 

Corría el 10 de mayo por tierras de Almería
donde pasó la historia que vengo a relatar:
de Santander salieron Cobo, Mañas y Montero

y en tres sobres volvieron por un trágico error.


Por un error los años de fatigas se fueron

para la funeraria la lápida y la cruz

y en mitad de la vida sin frío ni calentura

los tres cuerpos quedaron negros como el carbón.

 

¿Adónde están los brazos? ¿Adónde están las piernas?

¿Adónde están los gritos que el viento se llevó?...

En Casafuerte, amigo, perdidos en la arena

que como una bandera ardiendo levantó.


Si por Gérgal pasaras, la curva de la muerte,
lleva claveles rojos y acuérdate de Juan

y acuérdate de Cobo -que nadie olvide nada

que quien olvida paga-, acuérdate de Luis.


Así acaba esta historia que con sangre escribieron.
De toda aquella vida sólo queda el horror.
Así acaba esta historia de sombra y de tiniebla.
Para que no se pierda aquí la dejo yo.


¡Qué pasó en Almería!, ¡pobre Almería!, ¡ay Almería!...

 

                           Carlos Cano

 

 

Canción "El Caso Almería" de Carlos Cano

Para ver el vídeo haz clic sobre el botón Play del reproductor

 

 

 

 Tráiler de la película "El Caso Almería"

Para ver el vídeo haz clic sobre el botón Play del reproductor

 

 

 

Película "El Caso Almería"

Para ver el vídeo haz clic sobre el botón Play del reproductor

 

 

 

Reportaje sobre "Las madres del Caso Almería" en Andaluzas, programa de Canal Sur

Para ver el vídeo haz clic sobre el botón Play del reproductor

 

  • El siguiente poema se lo dedico a mi amigo José, poeta de Gérgal, que escribe con distintos seudónimos, mayormente con el de W. Sader, como homenaje de reconocimiento a su rica y extensa obra en la que su pueblo tiene un lugar destacado.

Poeta de Gérgal

 

Gérgal se siente orgullosa

de tener un trovador

que le canta a sus paisajes

y a sus gentes con amor.

 

Por nombre tiene José,

hombre de buen corazón,

de nobleza sin igual,

que la quiere con pasión.

 

Él ha nacido poeta,

escribe con ilusión,

lo hace desde su infancia,

le dicta su inspiración.

 

Amigo de sus amigos,

caballeroso y amable,

agradecido y sencillo,

bondadoso como nadie.

 

Sus versos son pinceladas

de amor y sabiduría,

sus notas suenan acordes

como dulces melodías,

sus palabras son hermosas,

todo en él es poesía.

 

Son sus rimas leves perlas

de muy distintos colores,

forjadas de sentimientos

de Gérgal de sus amores.

 

Es poeta de su tierra,

de la vida de su gente,

de sus vegas y sus campos,

la tiene siempre presente.

 

Por eso Gérgal presume

de su hijo tan amado

que la lleva por bandera

donde quiera que ha estado.

 

                  Juan López Soria

 

 

  • Relato de la experiencia vivida por nuestro paisano Jesús Mario Contreras Torres a bordo de un barco pesquero. Incansable defensor de la naturaleza y del medio ambiente. Experto conocedor de nuestra provincia, a base de patearla a diario, buscando toda clase de experiencias e informaciones del mundo natural y sobre todo un enamorado de su trabajo. Para leerlo haga clic en el siguiente título:

        ISLAS DE MUERTE, OCÉANOS DE VIDA por Jesús M. Contreras

  • "A TI TE LLAMAN SILENCIO". Ensayo del mismo autor, que lo presenta así:

        Hace unos meses me propuse escribir un libro, un trabajo que tuviera muchas páginas, de esos que se imprimen y te dejan dinero, fama y vanagloria… pero según fui escribiendo lo que la rienda suelta de mi mente iba hilvanando por sí misma, me di pronto cuenta del error de mi planteamiento, y así lo que debiera haber sido una obra extensa, quedó finalmente detenido en el tiempo justo en el momento en que la honestidad de la conciencia dejaban paso a la vanidad.

 

          Hace pocos días decidí pues cerrar el trabajo con unos “puntos suspensivos” a modo de inacabado final y compartir gratuita y gratamente este breve ensayo existencial con aquellas personas que algún día, hoy o dentro de mil años, decidan sufrir su lectura y buscarse a sí mismos en él.

 

         Agradezco a mi buen amigo José Javier Matamala el haber acometido con prudencia y rigor prologar ésta, mi compilación de congruencias (incongruencias tal vez) que los estados de catarsis que tan poco practicamos a veces, me permitieron plasmar en texto comprensible (o tal vez no).

 

         Este trabajo que está dedicado en particular a mis padres y esposa, queda igualmente dedicado con la presente a todas aquellas personas de esta lista de correo, que año tras año y desde un ya lejano 2004, me ayudáis a crecer día a día como persona. Una lista de distribución compuesta por más de trescientas direcciones, de las que tengo el honor de conocer personalmente a casi la totalidad de sus titulares.

 

        Gracias siempre.

 

         Huércal de Almería, a quince de julio de 2009

 

"A TI TE LLAMAN SILENCIO" por Jesús M. Contreras

Haga clic sobre el título para verlo.

       

www.indalodeoz.com

 

  • "LA INTELIGENCIA DORMIDA". Ensayo del mismo autor, que lo presenta así:

Alguien me dijo un día que escribir era de valientes. Pocos años después me dijeron que escribir era de cobardes.

Algún día me dijeron que la célebre Carmen de Burgos fue la prima rebelde de mi bisabuela, y que si escribía, seguiría sus tristes pasos. Pocos años después me dijeron que Carmen fue triste en vida, pero que su obra se inmortalizó.

Alguien me dijo un día que escribir es de cultos, pero pronto comprendí que escribir es el don del pueblo y el alma del ser rebelde.

Algún día me dijeron que para escribir había que estudiar “letras”. Después aprendí que para escribir solo hay que tener alma, valor para vivir y coraje para luchar.

Alguien me dijo un día que escribir sin publicar es como una flor sin pétalos. Después tuve en mi mano muchas flores, cuyos pétalos mustios dejaron atrás un hermoso cáliz, fruto de vida y futuras generaciones.

Alguien me comentó…..

Desde lo más profundo de mi alma deseo compartir con Uds una vez más, mis momentos de elucubración, mis vivencias, mis pasiones…

Una vez más, remito una obra inacabada, pues las obras acabadas me aterrorizan, ya que significan que todo llegó a un fin.

La Inteligencia Dormida es un breve ensayo inacabado acerca del intelecto del ser humano, acerca de ti y de mi… fruto de infinitas horas de plenitud como de soledad.

La Inteligencia Dormida somos Tú y Yo.

Atentamente

Jesús Mario Contreras

Dedicado a mi esposa, Lourdes… a mis amigos (ellos saben quienes son), a mis hermanos y mis padres. Muy especialmente a mi padre, quien tras el seudónimo artístico de W. Sader y casi ochenta años de vida creativa, ha generado tanta alma y tanta poesía en nuestro pueblo almeriense.

ESTE DOCUMENTO GOZA DE LA AUTORIZACIÓN DE SU AUTOR PARA SER DIVULGADO Y PUBLICADO DE MANERA GRATUITA, SIEMPRE QUE NO CONTRAVENGA LAS LEYES U OFENDA LOS PRINCIPIOS ÉTICOS, MORALES O RELIGIOSOS DE LOS PAÍSES Y CULTURAS DONDE PUDIESE LLEGAR O SER DIRIGIDO.

Escrito por Jesús Contreras Torres en Almería el 31 de Marzo de 2010. Este texto puede ser copiado y divulgado siempre que no infrinja la ley de ningún país al que sea enviado, y se haga con fines nobles y educativos. En caso de modificar el presente documento en forma alguna, se ruega no se refleje el nombre de su autor, pues ya no sería fruto del mismo; siendo responsable cada persona de los reenvíos que hace a la red de redes, así como de cada modificación en los documentos o imágenes aportados.

 

"LA INTELIGENCIA DORMIDA" Por Jesús M. Contreras

Haga clic sobre el título para ver el artículo

 

www.indalodeoz.com

 

 

  • "LOS MORTEROS SE HAN VUELTO ALMIRECES"

      Es un dicho o refrán que se dice en Gérgal para expresar que personas de clase humilde han subido de categoría sin estar preparadas para ello.

 

          Contado por Jesús Contreras. Para verlo haga clic sobre el título.

 

  • POEMA DEDICADO AL ABUELO POR UN PEQUEÑO GRAN HOMBRE DE PUERTOLLANO

EL ABUELO

 Jacinto Juan para los documentos,

Jacinto para los desconocidos,

Juan para la familia,

“El abuelo” para los amigos.

 

Un hombre sabio,

bueno y justo,

honesto y sencillo,

trabajador y bondadoso.

 

PERO ANTE TODO UN BUEN AMIGO

que nos ha dejado su recuerdo,

en nuestro corazón prendido.

                  Adán Clark

 

  • Sabías que la primera ciudadana de derecho de Gérgal, es decir, la primera gergaleña, se llamaba Francisca Emilia Iniesta Espinar, ya que fue la primera persona inscrita en el Registro Civil de Gérgal. Se registró en enero de 1871, su padre era arriero y se llamaba Gabriel Iniesta, y su madre se llamaba Francisca Ángeles Espinar.  

 

  • EL SANTO CRISTO DE GÉRGAL EN BAZA

     En el libro LEYENDAS POPULARES BASTETANAS de Sebastián Manuel Gallego Morales hay unas Narraciones Breves entre las que está la del Santo Cristo de Gérgal, que a continuación mostramos:

 

     El Santo Cristo de Gérgal tenía una capilla en la Iglesia del Convento de San Francisco, que cuidaban los Frailes Franciscanos. Su historia ocurre en tiempos de la rebelión de los moriscos, cuando se hicieron dueños de la villa de Gérgal, bajo las órdenes del feroz Portocarrero (de nombre morisco Aben Mequenum), quien después de cometer toda clase de desmanes, y pasar a cuchillo a gran número de personas que fiadas en su palabra se habían refugiado en el castillo, mandó asaltar la iglesia, y entre los muchos excesos que llevaron a efecto sus monfíes, fue uno, el de desahogar sus iras contra un crucifijo al que el pueblo tenía mucha devoción. Después de acuchillarlo, bárbaramente, lo despedazaron, arrojando sus trozos a un muladar.

     Atacada la villa por las tropas cristianas, dos soldados de Baza, encontraron los trozos de la venerada imagen, y cogiéndolos todos, minuciosamente, los trajeron a nuestra ciudad, donde con esmero y paciencia los fueron uniendo, hasta reconstruir la sagrada efigie.

     Hecho lo cual, esta imagen fue colocada en la Iglesia de San Francisco, y junto a ella una tabla que decía así: “Este crucifijo fue apedreado y acuchillado en la villa de Gérgal, (que está a nueve leguas de Baza y a siete de Almería) por los moriscos, durante su rebelión en el Reyno de Granada.

     Dos soldados de Baza, Andrés Yagüez y Ginés de Murcia; hallaron este crucifijo en un muladar hecho pedazos en lo dividieron los moros, después de apedrearlo y acuchillarlo. Recogieron dichos soldados los pedazos, pagando por ellos mucha plata, y los unieron y juntaron como están hoy”.

 

 

  • LA NEVADA QUE DESTROZÓ LA ERMITA por Julio Pérez Roda

(Copiado de Foro de Gérgal en www.foro-ciudad-com. 20 agosto 2011)

 

He visto una fotografía de la Ermita de San Sebastián y ello me ha recordado que un 19 de Enero de 1934 (En esas fechas ya no había Moros y Cristianos) después de efectuarse la procesión y quedar el Santo en la Parroquia se formó una tormenta impresionante con una nevada que arrasó el techo de la Ermita y todo lo que había debajo.

En aquella época las fiestas de San Sebastián las costeaban los Mayordomos que eran unos señores que se ofrecían libremente para costear los gastos de cada año. Para arreglar los desperfectos ocasionados por la nevada se organizó una comisión. En el carnaval del año siguiente se organizó una murga que cantaba:

 

"Con el agua y con la nieve

la Ermita se derribó

y ha acordado arreglarla

la futura comisión.

El uno pone tres gordas

y el otro pone un real

y los de la comisión

no han puesto ná.

 

 

  • EL TERREMOTO DE GÉRGAL DE 1950

El 1 de julio de 1950, a las 12 h y 19 minutos se sintió en Gérgal y otros pueblos como Sorbas, Canjáyar y Purchena un terremoto de grado III en la escala de Wood-Neumnann. Fue registrado por los sismógrafos del Observatorio Geofísico de Almería, Cartuja (Granada), Málaga, Alicante y Toledo.

Los efectos que produjo en Gérgal y en su término municipal fueron de terror por todos sus habitantes e incluso por animales que pastaban en el campo. Del Castillo de Gérgal salió una polvareda por una de las ventanas, debido seguramente a la caída de algún muro interior. Se movieron las lámparas, se cayeron cuadros y objetos de vasares, alacenas y aparadores, se desprendió tierra y yesones de techos y paredes, las puertas y ventanas se traquetearon, un almendro situado en la Rambla de Gérgal, al N.E. del pueblo, se cortó por la superficie de injerto, se produjeron pequeñas grietas en algunos edificios, tres fuentes cercanas al pueblo -la Canaleja, las Viñas y del Cortijo de Miura- dieron aguas turbias y aumentaron sensiblemente su caudal, la fuente de la Rambla del Carril duplicó su caudal, se sintieron ruidos durante el temblor y los comentarios es que eran como explosiones o como un muro que se derrumba. En los Anejos de Gérgal también se sintieron los efectos del terremoto.

Para más información puede entrar en la siguiente dirección:

 

 http://www.01.ign.es/ign/resources/sismologia/publicaciones/TerremotoGergal1950.pdf

 

 

  • EL CEMENTERIO DE GÉRGAL EN LA NOVELA "CAMPOS DE NÍJAR" DE JUAN GOYTISOLO

En la famosa novela "Campos de Níjar" del español Juan Goytisolo, exiliado en Marrakech y París durante el franquismo y más tarde profesor de literatura en las Universidades de California, Boston y Nueva York, considerado como el narrador más importante de la generación del medio siglo (siglo XX), describe su viaje a España, y más concretamente al Sureste, a la zona más pobre y desértica que había en la provincia de Almería, los Campos de Níjar y Cabo de Gata. Este relato lo hace en los años 50, y se publicó en 1954; en él se refleja la situación de miseria y atraso en que se encontraban los habitantes de esta comarca. Cuando habla del pueblo de Fernán Pérez, compara su cementerio con el de Almuñécar y el de Gérgal, lo que demuestra que pasó por nuestro pueblo en esta visita a Andalucía. A continuación se transcribe el fragmento en que habla del cementerio de Gérgal, que los que lo conocemos de hace tiempo vemos que efectivamente era así, aunque, como es mi caso, no pensábamos que era distinto a otros cementerios de otros pueblos en cuanto a su sentimiento trágico.

 

... El camposanto se encuentra a doscientos metros, en medio de la haza: cuatro paredes blancas y una verja de hierro. No es bello, como el de Almuñécar -con sus nichos adornados con botellas de cerveza y las lápidas cubiertas de inscripciones trazadas de acuerdo con la fonética andaluza-, ni trágico como el de Gérgal -en donde las cruces negras se cobijan bajo diminutos arcos encalados, como en una composición de película expresionista-; ...

 

 

Enlaces de interés:

  • El Cuento de "El Compae Lobico" se desarrolla en lugares de Gérgal y la Sierra de Los Filabres, contado como lo hacían nuestros abuelos.             

EL CUENTO DE "EL COMPAE LOBICO". Por Jesús M. Contreras. Abril 2006. En el relato se transcribe, en el lenguaje serrano propio de los primeros años del pasado siglo, la narración de un cuento que tiene como protagonista a un lobo ingenuo que corretea por la vecina Sierra de los Filabres, cuando sufre miles de peripecias en su búsqueda de alimento, para terminar con un final feliz. Lo que se aparta de la generalidad de relatos de lobos en el que el protagonista suele ser víctima del hombre o de otros animales.

          Para leerlo pinchar sobre la siguiente dirección:

       http://www.sierradebaza.org/relatos/Relato_06-04.htm

 

  • El Cuento de "El tío perdío" se desarrolla en lugares de la Sierra de Los Filabres, contado como lo hacían nuestros abuelos.

EL CUENTO DE "EL TÍO PERDÍO". Por Jesús M. Contreras. Una curiosa historia de una persona que penetró en el interior de una gran gruta natural y de la que salió varios días después, contando haber visto y conocido lugares maravillosos.

Para leerlo pinchar sobre la siguiente dirección:

http://www.sierradebaza.org/relatos/Relato_06-06.htm

 

  • Andanzas de un soldado de Gérgal, Juan Hernández Carreño, en Filipinas (1868-1898).

          Para leerlo pinchar sobre la siguiente dirección:
       
        http://www.dipalme.org/Servicios/Anexos/anexosiea.nsf/VAnexos/IEA-CFS-C22/$File/CFS-C22.pdf

 

  • CHOQUE DE TRENES EN LAS ALCUBILLAS DE GÉRGAL: El 15 de noviembre de 1945 ocurrió un trágico accidente ferroviario en el km. 211´200 de la línea Linares-Almería, en la curva de la trinchera Zamora. Chocaron de frente el Tren Correo nº 1802 que se dirigía a Almería y el Tren de Mercancías nº 6831 que se dirigía a Gérgal. Al primero se le dio salida a las 0´50 horas de la Estación de Gérgal y veinte minutos antes desde allí mismo se había autorizado la salida del segundo de Fuentesanta. El choque fue tremendo y aunque no se pudo saber con exactitud el número de víctimas mortales, se puede asegurar que murieron más de 100 personas.

La dirección siguiente es un artículo de Mario López Martínez, publicado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería, en el que cuenta con detalle los hechos sucedidos:

http://www.asafal.com/digital_3/linea2.htm