Rincón de Poesía

 

A la memoria de Jacinto y Clotilde

 

 

¿Quién no conocía a Jacinto

y a Clotilde, su mujer...?

¡Un matrimonio modelo... !

¡Gergaleños cien por cien... !

 

Nos dejaron su recuerdo...

de gente noble y de bien...

¡Ahora viven para siempre

con Jesús... en El Edén... !

 

                Un gergaleño

 

 

 

 

A la memoria de Francisco Sánchez Magaña

 

 

IN MEMORIAM

 

Francisco Sánchez Magaña...

personaje gergaleño...

primer docente de Juan...

un hombre polifacético...

 

Fue sacristán, asesor,

recitador y maestro...

experto administrativo...

y últimamente archivero...

 

Bondadoso y servicial...

cordial, sencillo y modesto...

¡Siempre en la Villa de Gérgal

perdurará su recuerdo...!

 

                  Juan y José

 

 

 

 

EL MISMO ÚNICO DIOS


                                                Poema hecho para que lo recite el General Cristiano

                                      en la última tarde de las Relaciones de Moros

                                        y Cristianos de Gérgal como final de la función.

¡Porque tu Dios y mi Dios
son El Mismo Único Dios!
¡Dios de Bondad y Belleza!
¡Dios de Amor y Compasión!
¡Dios de Justicia Infinita...
y de Infinito Perdón!
¡Creador de Cielos y Tierras,
y de cuanto en ellos son!

¡Tú lo invocas como Al-lah!
¡Yo lo nombro: Padre-Amor!
¡Tú lo llamas: El Clemente!
¡Yo lo llamo: Salvador!
¡Pero Él Es Uno! ¡El Eterno!
¡De los señores Señor!

¡Él juega con las estrellas!
¡Él canta en el ruiseñor!
¡Él fulgura en el relámpago,
y da perfume a la flor!
¡Él poetiza con la luna,
y da vida con el sol!
¡Mas sobre todo Es Bondad!
¡Y más que nada Es Amor!

¡Es nuestro Dios! ¡El de Todos!
¡El Único y Solo Dios!
¡Nuestro modo de adorarlo
cambia en cada religión!
¡En diferentes idiomas
rogamos Su Bendición!
¡Y pedimos Sus Mercedes
en nuestra humilde oración!
¡Que como nube de incienso,
de perfumado fulgor,
se eleva sobre esta tierra...
y alcanza Su Corazón!

         Omar Alí Ben Hassán (W. Sader) 

 

 

   

 

Paisaje gergaleño

 

Entre desnudas montañas...

-contra el cielo gergaleño...-

un pitaco y El Castillo...

¡Desde la Rambla de Gérgal...

en una foto preciosa...

paisaje bello y sencillo...!

 

                 Juan y José

 

 

 

 

JUAN SORIA PÉREZ (1952-1987)

    A mi primo Juan, In Memoriam

 

 

¡Cómo han pasado los años

desde tu temprana marcha!

¡Aún parece que fue ayer!

¡Día de dolor y de lágrimas!

 

¡Qué buenos ratos pasamos

trabajando por La Granja

y organizando la Feria!

¡Disfrutando en la Sierra…

 y en nuestras andanzas varias!

 

¡Soñador e idealista,

y leal a tu palabra!

¡Honesto e inconformista!

¡Querido primo del alma!

¡Luchador hasta la muerte!

¡Defendiendo los derechos

de las gentes que trabajan!

 

¡Aunque tú bien lo sabías,

que nadie es profeta en su tierra,

a tu Pueblo defendiste

con fe, valor y esperanza!

 

 ¡Valiente fuiste y tenaz,

trabajando sin desmayo

en aquellos años difíciles,

que pocos se manifestaban

por el trabajo, por la justicia

 y por la ansiada libertad!

 

¡Estarás siempre presente

para todos tus amigos

que te llevan en el alma!

¡Aunque tu cuerpo esté ausente!

 

         Juan López Soria

 

 

 

EL ALAMBRE

De Gérgal es "El Alambre"

una antigua institución...

donde los desocupados

tienen siempre su salón...

 

Allí se sientan los viejos

y también los que no son...

para conversar de todo

mientras hacen el mirón...

 

Las mujeres gergaleñas,

de gran imaginación,

le pusieron: "El Alambre"

a esta vieja institución...

 

            Juan y José

 

 

 

 

LOS PARRALES DE GÉRGAL

 

¡Quien la vio y aún la recuerda...

ya nunca puede olvidarla...!

 

¡La Vega estaba cubierta

de cientos... miles de parras...

que decoraban la tierra

como un manto de esmeraldas...!

 

Desde su Santo Sepulcro

la mirada se extasiaba...

contemplando aquel mar verde

circundado de montañas...

 

¡Oh, Los Parrales de Gérgal...

de mi juventud dorada...!

¡Siempre vais en mi memoria...!

¡Os llevo siempre en mi alma...!

 

¡Qué bellas eran las uvas

de pámpanos decoradas...!

..........................................

 

(La uva de barco de Gérgal

se degustó en Gran Bretaña...

y se extendió por Europa

hasta Noruega y Finlandia...

 

Como perla cristalina

en sus entrañas llevaba...

el suave clima de Gérgal

y el oro del sol de España...)

..........................................

 

¡Mas hoy también ya es recuerdo...

-con molinos y almazaras...-

aquel manto de verdura

de frescor y de esperanza...!

 

                 W. Sader

 

 

Para ver más poemas del mismo autor haga clic AQUÍ

 

 

 

 

CORTIJO DE LA MEÍNA

 

                     A Diego Soria Carreño In Memoriam,

                                  a su esposa María Pérez Carrasco y a sus hijos

 

¡Cortijo de La Meína...

atalayando Las Menas...!

¡En El Calar de Los Sapos...!

¡De dulces vistas serenas...!

 

¡Con su balsa decorada

de viejos chopos gigantes...!

¡Por álamos centenarios...

que la custodian delante...!

 

En el verde mes de mayo

yo lo visité al pasar...

 

¡Se ha grabado en mi memoria...!

¡Y por mucho que viviera

nunca lo podré olvidar...!

 

¡Cortijo de La Meína...!

 

        Juan y José

 

 

 

 

Un amigo gergaleño

 

                                A Pedro Martínez Barrios In Memoriam

 

 

En la vida hay momentos

difíciles de superar

como el vacío que nos deja

un amigo que se va.

 

Pedro Martínez Barrios

¡gergaleño de verdad!

bondadoso y generoso

y de gran humanidad.

 

Siempre estabas dispuesto

a ayudar a los demás,

nos dejas con tu recuerdo

para la posteridad.

 

En Gérgal dejas amigos

que siempre te recordarán.

 

            Juan López Soria

 

 

 

 

¡GÉRGAL... GÉRGAL...!

                                 A mi hermano en espíritu y poesía Juan López Soria

 

                       ¡Gérgal... Gérgal... te he cantado

             mi juventud recordando...!

              ¡Y mientras me quede vida

             yo te seguiré cantando...!

                            

                                   Omar Alí ben Hassán

 

---------------------------------

 

Para esto fue engendrado

en esta Villa serrana...

y le dieron una lira...

¡para que a Gérgal cantara...!

 

¡La cantara en dulces versos...

a su Villa bienamada...!

¡A su Pueblo gergaleño...

de esencia mora y cristiana...!

 

¡En rimas maravillosas...

que su Musa le inspiraba...!

 

¡Gérgal... Gérgal... hoy te canto

cual de joven te cantaba...!

 

¡He cantado tus paisajes...

tus campos y tus montañas...!

¡Tu Castillo, tu Belleza...!

¡La esmeralda de tu Rambla...!

 

¡He cantado El Calar Alto...!

¡La señera Loma Tablas...!

¡A tu Patrón y tu Virgen...!

¡A tus noches encantadas...!

 

¡Tus mujeres y tus hombres...!

 

¡A las vetustas ruinas

de la Gérgal musulmana...

donde está la blanca Ermita

de San Gregorio ubicada...!

 

¡También canté tus anejos...

y tus deliciosas Plazas...!

¡Plaza Nueva y Plaza Vieja...!

¡Y tus Fuentes cristalinas...!

¡Fuente Fresca... Fuente Santa...!

¡Y las demás no menciono...

por estar ya bien cantadas...!

 

¡Con amor yo te he cantado...!

¡Como a una bella sultana...!

¡Porque cual perla preciosa

te llevo dentro del alma...!

 

       W. Sader

 

 

     El siguiente poema se lo dedico a mi amigo José, Poeta de Gérgal, que escribe con distintos seudónimos, mayormente con el de W. Sader, como homenaje de reconocimiento a su rica y extensa obra en la que su pueblo tiene un lugar destacado.

 

 

Poeta de Gérgal

 

Gérgal se siente orgullosa

de tener un trovador

que le canta a sus paisajes

y a sus gentes con amor.

 

Por nombre tiene José,

hombre de buen corazón,

de nobleza sin igual,

que la quiere con pasión.

 

Él ha nacido poeta,

escribe con ilusión,

lo hace desde su infancia,

le dicta su inspiración.

 

Amigo de sus amigos,

caballeroso y amable,

agradecido y sencillo,

bondadoso como nadie.

 

Sus versos son pinceladas

de amor y sabiduría,

sus notas suenan acordes

como dulces melodías,

sus palabras son hermosas,

todo en él es poesía.

 

Son sus rimas leves perlas

de muy distintos colores,

forjadas de sentimientos

de Gérgal de sus amores.

 

Es poeta de su tierra,

de la vida de su gente,

de sus vegas y sus campos,

la tiene siempre presente.

 

Por eso Gérgal presume

de su hijo tan amado

que la lleva por bandera

donde quiera que ha estado.

 

                  Juan López Soria

 

 

 

 

CANCIÓN NAVIDEÑA

¡Navidades gergaleñas!
¡Fiestas de San Sebastián!
¡La campana de La Iglesia
nos llama con su din-dan!

¡Gergaleños... gergaleñas...
vienen y pasan... y van
de esta vida hacia otra vida
en su esperanzado afán!

¡Con La Esperanza por guía
unos llegan... y otros van
a reunirse con La Virgen
y El Patrón San Sebastián!

¡Y allí juntos en El Cielo
tristezas no pasarán
y eternamente felices
para siempre vivirán!

¡Navidades gergaleñas!
¡Fiestas de San Sebastián!
¡La campana de La Iglesia
nos llama con su din-dan!

                      W. Sader

 

 

 

     El siguiente poema lo ha compuesto desde Argentina Marta Ester Carreño. Sus abuelos paternos emigraron a este país. Se llamaban Antonio José Cirilo Carreño Martínez -nacido en Olula de Castro en 1881, de padre gergaleño y madre oluleña- y María de los Dolores Márquez Romero -nacida en Gérgal en 1887, de padres gergaleños-. Primero salió el abuelo en 1912, que parece ser llegó a Argentina en 1914, con lo que se supone que pudo ir antes a Brasil donde tendría familiares, pues allí habían llegado muchas familias gergaleñas a partir de 1905. En 1916 la abuela embarcó en Málaga con sus tres hijos gergaleños, para reencontrarse con Antonio. Sus abuelos maternos también eran almerienses, de Carboneras, que también habían emigrado. En Argentina tuvieron otros 9 hijos, siendo el tercer hijo argentino su padre José. Sus descendientes por línea paterna en la actualidad forman una gran familia, pasando de los 290 miembros, y todos están muy orgullosos de sus raíces y de la educación y buenas costumbres que heredaron de sus abuelos, llevando a Gérgal en su corazón.

 

 

QUÉ SUEÑOS  LOS MÍOS!!!


 
Qué sueños los míos,
 soñé que soñaba,
 que a España llegaba.
 
Qué sueños los míos!!!
 
Quién hubiese dicho
yo por allí andaba
mirando las sierras,
 mirando las aguas
que el Mediterráneo
límpido mostraba.
 
Qué sueños los míos!!!
 
Visitaba Gérgal
y la Rambla Alta
pasaba en Filabres
las tardes más largas.
 
Que sueños los míos!!!
 
Y los almendrales
cubiertos de flores?
Olivares prestos
a ser cultivados
por manos hermanas?
 
Qué sueños los míos!!!
 
Qué bien los soñara!
Pero al despertarme...
no estaba en España.

 

 

                 Marta Ester Carreño

 

 

     Este poema está dedicado a José Carreño -hermano de Marta, autora de la anterior poesía-, nieto de gergaleños que emigraron a Argentina, a principios del pasado siglo XX, y a su gran familia, que conservan de sus abuelos el legado de amor por su tierra y la esencia de sus buenas costumbres

 

 

FRUTO  GERGALEÑO

 

En Luján… -En Argentina…-

provincia de Buenos Aires…

hoy vive José Carreño…

-descendiente de emigrantes…-

que recuerda con nostalgia

a su Pueblo gergaleño…

 

Mi hermano Juan me sugiere

que le escriba una poesía…

pues ha estado, hace muy poco,

en Gérgal y en Almería…

visitando, de turista,

casi toda Andalucía…

 

En Gérgal buscó raíces

del pasado... con afán...

ayudando a su tarea

el párroco Don Iván...

 

De sus lejanos ancestros…

De todo lo que dejó

su abuelo... cuando emigrante,

 con su maleta de sueños,

 hacia América embarcó…

 

Con Juan comparte añoranzas

de sus vivencias de ayer…

intercambiando mensajes

por el mágico Internet…

 

Mágicas reminiscencias

de Gérgal y Los Filabres…

entretejen en su alma

sentimientos inefables…

…………………………………….

 

Vuelto de nuevo a Luján

de nuevo sueña Carreño…

con recuerdos imborrables

de su Pueblo gergaleño…

 

        Juan y José

 

 

 

 

     Como agradecimiento al poema anterior de Juan y José, José Carreño ha compuesto "ABUELO", donde expresa sus emociones y sentimientos sobre la historia de sus abuelos y lo orgulloso que está de sus ancestros. En la fotografía inferior vemos a su nieto Tomás Carreño -con la camiseta que le llevó de su reciente viaje a España-, al que llama "la luz de sus ojos", que le inspira en su trabajo.

 

 

ABUELO

 

Quiero a mi modo historiar

a mi abuelo gergaleño.

Oluleño, habría  nacido...

¡por su madre y sus abuelos!

mi abuelo, Antonio Carreño.

  

En Gérgal sé que ha vivido

¡¡¡por sus ancestros Carreño!!!

Allí se ha casado entonces

con María Márquez Romero

y nacieron sus tres hijos,

mis tres tíos gergaleños.

 

Trato de considerar.

¿Qué reflexionó mi abuelo

cuando decidió emigrar

a cultivar otros suelos?

Seguramente en mi abuela

y en sus hijos gergaleños.

 

Cuando a Argentina llegó....

¿Qué pensaría el abuelo

al ver tan extensa tierra?

¡Y lo fértil de su suelo!

¡Cuánto podré cultivar,

para estos gergaleños!

 

 El abuelo echó raíces

en este terruño nuestro.

Y a sus hijos españoles

sumó nueve hermanos nuevos.

 A todos les dio la impronta

que heredó de sus abuelos.

 

Y ahora que soy abuelo

 escucho voces del cielo.

 Procuro contar la  historia

de mi abuelo gergaleño,

para mi nieto argentino

llamado, Tomás Carreño.

 

           José A. Carreño

 

 

A MARTA ESTER CARREÑO

                      Después de leer su poema "¡Qué sueños los míos!"

 

¡Tu bello poema...

-"Soñé que soñaba..."-

Marta Ester Carreño...

me ha llegado al alma...!

................................

 

Evoca cadencias...

músicas aladas...

que a mis dulces Musas

no suenan extrañas...

................................

 

Es el mismo ritmo

e igual melodía

que Ellas, bondadosas,

a mí me regalan.

................................

 

¡Tienen la fragancia

de una magia arcana...!

................................

 

Desde la Argentina

llegan a mi casa

cual blancas palomas...

de tierras lejanas...

................................

 

¡Señal melodiosa...!

¡Signo de esperanza...

de que en la Argentina

tengo un alma hermana...

a la que Las Musas...

dulcemente inspiran

y en voz queda cantan...!

................................

 

Como al viejo bardo

que vive en España...

................................

................................

 

¡Tu bello poema...

-"Soñé que soñaba..."-

Marta Ester Carreño...

me ha llegado al alma...!

 

        Juan y José

 

 

 

 

 

UN ALMENDRO NEVADO...

Fotografía "Gérgal en flor"

 de Mari Rosi Martínez Carreño

 

Un almendro nevado

de blancas flores...

y al fondo Gérgal...

el bello Pueblo

de mis amores...

El Castillo, borroso,

entre la bruma...

recuerdo milenario

de Media Luna...

En una foto exquisita...

de melodiosos colores...

alguien retrató a mi Pueblo...

¡Al Pueblo de mis amores...!

 

             Juan y José

 

 

 

 

RENACER

 

El genio de Sócrates

inspira mi poesía:

nada sé, tan sólo intuyo;

he aquí mi sabiduría.

Voy más allá del pasado,

de mi muerte y de mi vida,

a otros mundos donde he sido,

donde seré todavía...

Sé que mi alma es inmutable,

que es esencia de sí misma,

la carne sólo es un traje

en donde mi alma dormita.

Y es un sueño que me abruma

y que a su regla me obliga...

Volveré a ser el que fui,

lo que mi mente adivina,

y veo confusas formas

de mis memorias antiguas.

Nada pregunto, ni sé,

mas mi espíritu confía...

¡Que soy un ente dormido

que ha de despertar un día!

 

         Juan Manuel Naveros Burgos

 

 

 

 

INVITACIÓN

 

                 A Quico, en un rayo de luz

 

Ven conmigo, Quico, vamos

a viajar por las estrellas...

Dentro de un rayo de luz

y muy lejos de la tierra.

Nuestra nave del espacio

es toda de transparencia:

mires arriba o abajo

sólo luces nos rodean...

Como un pájaro es el sol

que tras nuestra nave vuela,

pero nosotros veloces

no dejamos que nos venza.

Y vamos al fin del mundo

donde lucen las estrellas...

Donde todo es resplandor

que esfumó la noche negra.

Veremos mundos distintos,

bellos soles y planetas,

que nuestro rayo de luz

con nuestra ilusión  nos lleva.

Veremos las maravillas

de la Creación inmensa,

y quizás verás a Dios

y a los ángeles poetas...

Y luego, cuando volvamos,

veremos, Quico, la Tierra...

¡Desde la altura del cielo

el más hermoso planeta!

 

             Juan Manuel Naveros Burgos

 

 

 

 

DESDE MI CORAZÓN

 

Corazones pintados,

corazones de tela,

corazones de flores...

de chocolate y seda.

Simples corazones

como símbolo de amor

y que sólo son materia...

Corazones que se olvidan

sin sentir dolor ni pena...

Corazones de mentira

y con distinta apariencia...

¡Qué importa si se perdieran

o incluso si se rompieran!

 

¡Qué importa lo que le pase

a un corazón de tela...!

 

¡Mas yo sé de un corazón

que no se vende en las tiendas...!

No es un corazón pintado,

ni de flores ni de seda...

Es un corazón que ama,

que se exalta y que flaquea...

 

¡Es un corazón que sufre

y late con mucha fuerza!

¡Que llora cuando está triste

y ríe cuando lo alegran...!

¡Corazón que sabe amar...

y que puede ser poeta...!

¡Es un corazón que siente...

y no un corazón de piedra...!

 

¡Y que por ti yo daría

aunque la vida perdiera...!

 

               Mirian C. Torres

 

 

 

 

A MIS PADRES

 

Yo quiero a mi madre...

Yo quiero a mi padre...

Soy parte del fruto

de aquel tierno amor...

 

¡Que Dios los bendiga...!

¡Jamás los separe...!

¡Que siempre recuerden

su dulce pasión...!

 

Pues nada es la vida

si amor no tenemos...!

¡Y no somos nada

si nos falta Amor...!

 

        Mirian C. Torres

 

 

 

 

EL POETA Y SU SENTIR

              A mi padre

 

Llora tu corazón sensible,

padre mío,

con lágrimas de poeta...

De amor y ternura lágrimas...

que surgen sin darte cuenta...

 

Corazón humano llora...

¡tu corazón de poeta...!

que sólo sabe de cantos,

hechizos y cosas buenas...

 

No es llanto de cualquier hombre...

¡es el llanto de un poeta...!

Llanto dulce y sublime...

que engrandece, sin vergüenza...

 

¡Porque el poeta es humano...

y humana su sabia ciencia...!

 

Canto lleno de nostalgias...

recuerdos y cosas bellas...

Canto profundo y amargo...

que surge de un alma buena...

 

       Mirian C. Torres

 

 

EL MILAGRO DE INTERNET

 

 

Para quien quiera saber

Internet es un milagro...

¡y es un misterio a la vez...!

 

Casi todo lo que el hombre

ha llegado a conocer...

de forma maravillosa

reunido está en Internet...

 

¡Internet es un milagro...!

¡Maravilla de la ciencia...!

¡Prueba fehaciente de Dios...!

¡Joya de La Inteligencia...!

 

Mas sin embargo Internet

no es aún Discernimiento...

sino sólo Una Montaña

llena de conocimiento...

 

Le falta Sabiduría,

Sentimiento y Comprensión...

¡Es un potente cerebro...

sin alma ni corazón...!

 

       Juan y José

 

 

MAESTRO

    A mi hermano Juan

 

En este mundo nuestro…

no hay título mayor

que el de Maestro…

Maestro fue Platón…

Sócrates… Buda…

Emerson… Zarathustra…

Lao-Tsé… Confucio… Mencio…

¡Y EL MÁS GRANDE DE TODOS…!

¡JESUCRISTO…!

¡POETA DE POETAS…!

¡MAESTRO DE MAESTROS…!

 

  W. Sader

 

 

 

 

EL ABUELO

                                          A sus nietos Marta Ester y José Carreño.

 

Yo soy un hombre sincero,

de donde crece la palma,

y antes de morirme quiero

echar mis versos del alma.

              José Martí

 

Desde La Rambla Alta

viajó El Abuelo

para Argentina…

-en vuelo de emigrante…-

¡igual que emigra

la golondrina…!

……………………….

 

Dejó su Pueblo…

dejó su hogar…

y tomó el barco

para ultramar…

Mas tuvo suerte

y en La Argentina

fundó de nuevo

su Nuevo Hogar…

 

Pasaron meses…

Pasaron años…

y tuvo mucho

que trabajar…

 

Mas jamás… ¡nunca

olvidó a Gérgal…!

Y a su familia

cristianamente

quiso educar…

 

Y hoy, desde El Cielo,

su descendencia

ya por decenas

puede contar…

 

                             Juan y José   15/10/2012

 

 

 

Este poema está dedicado por expreso deseo de su autora

"A todos los gergaleños del mundo, los que habitan Gérgal

y los que no están allí, muy bien representados por Juan y José"

 

PARA LOS ABUELOS: MARÍA Y ANTONIO

 

 

 

Éramos de Gérgal, éramos de Almería.

Allí nos criamos entre mina y viña.

Corrimos felices por sus callejuelas

y un día nos vimos con otra mirada...

Desde entonces juntos y por siempre unidos.

Allí nos casamos muy ilusionados

en criar los hijos con buenos trabajos.

Pero un día triste, qué triste ese día

decidimos irnos a probar fortuna

en la tierra aquella, tierra prometida.

Y de allí partimos. No con alegría.

Dejamos la casa, los sueños, la vida...

El barco tomamos a lo desconocido

pensando y soñando en lo que vendría.

Una tierra grande de razas variadas

nos abrió los brazos para ser labrada.

Fue el desafío. Trabajamos duro

para dejar claro a todos los hijos

el camino grande del esfuerzo diario.

Los tres españoles, los nueve argentinos.

Los hijos queridos por Dios bendecidos.

 

 Una mesa grande, humeante la olla,

nos juntaba a todos. Allí nos reunimos.

Ahí se contaban las vivencias diarias

 y las añoranzas de la tierra amada:

Cerraron las minas ? Y los almendrales

seguirán mostrando sus flores rosadas?

Cómo estará el pueblo que lejos dejamos ?

Y nuestros amigos siempre recordados ?

Empezó otra vida, con otra mirada

perdida a lo lejos, en la gran distancia.

Y en La Argentina, la tierra elegida

dejamos un día la vida ya en calma.

Descansan los cuerpos, reposan las almas,

pero siempre juntos, nada nos separa.

Y la gran familia que hoy nos recuerda

rememora amante la vida pasada.

 

Marta E. Carreño

 

 

Dedicada a mi padre José Carreño

 

Este poema también está dedicado por expreso deseo de su autor

"A todos los gergaleños del mundo, los que habitan Gérgal

y los que no están allí, muy bien representados por Juan y José"

 

 

TANGO  Y   FLAMENCO

 

 Descendiente gergaleño.

Por nacer en Argentina,

no pudo bailar flamenco

mi padre,   José Carreño.

 

Pero en plena juventud

con sus dotes lisonjeros,,

en  las noches  desplegaba

su destreza  de  tanguero.

 

Han sido, tango y milonga

 músicas del  sentimiento,,

lo  que  para un andaluz

expresión en el flamenco.

 

Lo mismo que con el tango

con  su  raíz de  flamenco,,

le  paso a José,  !mi padre

con su herencia de lamento.

 

Entonces,  yo lo imagino

nacido allá;  !gergaleño

caminando  por su calles,

    con  su bagaje de  ensueño.

 

Procurando por las noches

los fandanguillos sedientos,

 en  alpujarras  sombrías

!!para  sudar  sentimientos.

 

José A. Carreño

 

 

A ELENA SALGADO

                  

                  La Ministra que más bien le ha hecho,

hasta ahora, a los españoles.

 

¡Dame Musa inspiración

para que yo cante a Elena…

-la ministra sabia y buena…-

en una dulce canción…!

 

¡Nos has librado del humo

de los tercos fumadores…!

¡A los pobres sufridores

víctimas de su consumo…!

 

¡Con una ley draconiana…

-¡digna de toda alabanza…!-

fuiste para mis pulmones

aire puro de esperanza…!

 

¡A ti yo te canto, Elena…

-¡con todo mi corazón…!-

esta sencilla y sincera,

agradecida canción…!

 

             Mirian C. Torres

                                  Una No-fumadora agradecida

 

RECORDANDO A GÉRGAL

                                   A mi amigo W. Sader

 

Por Gérgal quiero pasar,

andar sus calles y plazas,

hablar con quienes me encuentre…

¡y sentirme gergaleño…

en mis dulces añoranzas…!

 

En Gérgal quisiera estar

cuando siento la nostalgia

de momentos tan felices…

¡que vienen a mi memoria

en horas de paz y calma…!

 

En Gérgal vine a este mundo,

crecí y aprendí a vivir…

a querer y a padecer

-rodeado de cariño…-

entre buenos sentimientos…

que influyeron en mi ser…

 

Aprendí a soñar en Gérgal,

a la vera de su Rambla…

oyendo a los ruiseñores,

en las verdes alamedas,

desgranando sus romanzas...

 

De Gérgal son los amigos,

los niños con que jugaba,

por sus calles y su vega,

por sus montes y sus plazas

a héroes, santos y villanos…

¡juntos fuimos descubriendo

el mundo real que había

más allá de nuestras almas…!

 

En Gérgal tienes amigos

por donde quiera que vayas…

son amables y sinceros,

y leales camaradas…

 

En Gérgal se mira el cielo

y las estrellas se palpan

de cerca que las tenemos…

¡tan grandes y tan cercanas…!

 

¡Fulguran maravillosas…

y te invitan a viajar

de una a otra galaxia

por el cosmos sideral…!

 

Con ellas puedes hablar

de tus penas y alegrías…

¡de lo bella que es la luna…!

¡de lo fugaz que es la vida...!

 

En Gérgal se para el tiempo

en su pasado agareno…

¡paseando por sus calles,

-sinuosas y empinadas-

te embriagas de paz y cielo…!

 

En Gérgal hay dos tesoros…:

¡su Iglesia monumental…

y el Castillo medieval

de los tiempos de los moros…!

 

En Gérgal hay buena gente…

sencilla y hospitalaria,

¡tienen sus puertas abiertas

para todos los que pasan...!

 

En Gérgal encontrarás

el lugar que estás buscando

entre el desierto y la Sierra…

-y no muy lejos del mar-

¡pleno de luz y aire puro

en sus noches despejadas…!

¡Mirador de las estrellas…

que te inspiran esperanzas…!

 

                Juan López Soria

 

 

 

 

Los Carreño

                                                                        A mi querido hermano José que con su contagioso entusiasmo me invita a escribir.

 

Ha llegado desde España

una musa inspiradora

en forma de los papeles

que confirman nuestra historia.

Gracias al Padre Iván

Que con esfuerzo debido

ha sabido rescatar

esos nombres del olvido.

Hoy sentimos más que nunca

por aquellos que han vivido

que Gérgal es y será

la ciudad del no me olvido.

Abuelos, tatarabuelos,

primos, tíos, allí crecidos...

Qué bueno es encontrar

raíz al árbol crecido.

 

           Marta E. Carreño